Cómo debe dormir un bebé recién nacido (De 0, 1, 2 y 3 meses)

¿El bebé recién nacido de 0, 1, 2 o 3 meses debe dormir en su cuna?

Es normal que un bebé recién nacido de 0, 1, 2 y hasta 3 meses no se duerma en la cuna y lo más probable es que solo duerma tranquilamente si está encima de alguno de sus cuidadores.

Pongámonos en su lugar… ha estado 9 meses dentro del útero materno, contenidos, calentito, en movimiento constante y en definitiva… a salvo. El contacto, la presencia de su cuidador es vital para que se sientan seguros, se relajen y se duerman.

Así que empecemos a desterrar mitos… NO, tu bebé recién nacido no se va a mal acostumbrar por dormir en tus brazos… tu bebé ya nace así “de fábrica”… acostumbrado al contacto, a sentirse protegido, acostumbrado a ti.

Si la única forma en que tu bebé duerme es encima de ti o en porteo, no te preocupes y céntrate en que descanse sin importar el cómo o dónde lo haga. Te aseguro que tu bebé recién nacido crecerá más rápido de lo que imaginas y que sí, vas a poder lograr hacer cosas mientras duerme en su cuna… pero al principio no es el momento. Siéntate con él, relájate, descansa y disfruta de esas siestas en brazos.. si más adelante, cuando no sea tan pequeño quieres introducir la cuna para las siestas, tranquila que lo lograrás.

Importante: Si duerme encima de ti es muy importante que tú permanezcas despierto/a, ya que dormir con nuestro bebé encima (en un sofá por ejemplo) y dormirnos nosotros también, es peligroso e incrementa el síndrome de muerte súbita del lactante.

Si nosotros no estamos despiertos o alerta para vigilar que estén a salvo, lo mejor es que duerman en una superficie firme (cuna o cama) sin cojines, ni sábanas ni nada que pueda ponerlos en riesgo (pero de sueño seguro ya hablaremos en profundidad en otro post).

¿Es normal que mi bebé recién nacido solo se duerma en el pecho o biberón?

Y ahora… a desterrar otro gran mito… Es NORMAL que un bebé recién nacido se duerma al pecho o con el biberón. La succión es una poderosa herramienta de calma, además de que la leche materna contiene L-Triptófano (que favorece el sueño). Así que por qué ponernos en contra de la naturaleza por hacer caso a consejos ajenos (seguro que bienintencionados, pero poco fundamentados)… Si se duerme al pecho o en el biberón no pasa nada, si más adelante se convierte en un problema para tu familia, estarás más que a tiempo de cambiarlo de forma muy gradual y respetuosa.

¿Cómo puedo ayudar al bebé recién nacido a dormir?

Si tu bebé tiene menos de 8 semanas, recuerda que su reloj biológico interno todavía no se ha desarrollado y puede que no distinga entre día y noche. Para ello, divide tu día en 12 horas (12 horas de luz y 12 horas de oscuridad).

En el periodo de día, exponlo mucho a la luz del sol, sal a pasear y mantén una interacción enérgica cuando esté despierto. En periodo noche es importante reducir la luz y la interacción con ellos; si tiene un despertar nocturno, no le estimules demasiado.

Lo sé, al principio solo queremos achucharlos y decirles lo mucho que les queremos a todas horas.. pero créeme que agradecerás este consejo más adelante. Cuanto antes relacione la noche con dormir, mejor para toda la familia. Atiéndelo, claro, pero trata de hacerlo en silencio, sin muchos estímulos (lumínicos y auditivos) y vuelve a dormirlo en cuanto acabes de atenderle.

¿Cómo hacer que mi recién nacido se duerma solo?

Con un bebé recién nacido te va a resultar imposible no utilizar muletillas de sueño (brazos, pecho, biberón, chupete…) los bebés a esta edad no están preparados para dormir de forma autónoma y necesitan que les ayudemos a dormir. Además, no tienen la capacidad de calmarse por sí solos y autorregularse… necesitan que les ayudemos a relajarse para conciliar el sueño, es natural y normal.

¿Cómo podemos hacerlo? Es muy sencillo y el sentido común y nuestro instinto nos van a ayudar mucho. Sí, aquí mando un mensaje alto y claro que vais a escuchármelo muchas veces… TÚ ERES EL/LA PRINCIPAL EXPERTO/A EN TU BEBÉ.

Pero vayamos al grano…si nuestro peque ha dormido por el día lo que necesita (es decir, no llega muy cansado e irritable a la noche) trata de reproducir al máximo el entorno que tenía dentro del útero materno. Baja las luces, cógelo en brazos conteniéndolo (que se sienta apretadito), pon el ruido orgánico (o haz shhhh cerca de su oído) y muévete suavemente mientras le ofreces el chupete (si lo usa). Esto te ayudará a calmarlo y a que pueda dormirse de forma tranquila.

No te extrañes si al dejarlo en la cuna una vez dormido despierta; ¿te acuerdas que te dije que duermen mucho más tiempo en fase REM (o sueño ligero)? Pues lo que tiene este tipo de sueño es que no es profundo y cualquier cambio puede suponer que despierte. Así que prueba a pasarlo a la cuna a los 20 minutos de que se haya dormido y siempre apoya primero su culete, luego las piernas y por último su cabeza. No es un truco infalible… ¡pero a veces funciona!

De noche, si hacéis colecho, seguid las pautas de colecho seguro para evitar el riesgo de muerte súbita del lactante y no desesperéis si despierta cada dos horas o menos; es una cuestión de supervivencia… sus estómagos son muy pequeños y necesitan alimentarse de forma constante para evitar hipoglucemias.

Solo tengo una tarea para ti en esta etapa: CONOCE A TU BEBÉ. Sí, parece obvio pero es clave. Tu vida acaba de cambiar y seguro que aún no imaginas hasta qué punto, pero trata de entender cómo se comunica contigo y todo te resultará más sencillo.

Los bebés no tienen capacidad de manipulación, así que si llora es porque necesita algo (comer, cambio de pañal, está incómodo o simplemente quiere asegurarse de que estás cerca).

Tranquila, esta maravillosa aventura acaba de empezar y no va a ser fácil pero sí bestial en todos los sentidos. Y aquí vamos a estar en Sleepy Kids para ponértelo un poquito más sencillo en el tema del sueño.

Y repítete esto… voy a hacerlo genial, voy a decidir YO cómo quiero criar a mi bebé.

Irene Gonzalez Diest

Irene González diest
Especialista en Sueño Infantil