Cronotipos

cronotipos

El cronotipo desde un punto de vista científico es «la sincronización de los ritmos circadianos» o dicho en otras palabras, es nuestra predisposición natural por tener más energía y estar más activos en ciertos momentos del día y menos activos en otros.

Si somos de los que preferimos irnos a la cama temprano y madrugar tenemos un cronotipo matutino o «alondra«. Si por el contrario, preferimos acostarnos tarde y levantarnos tarde, tendremos un cronotipo verspertino o «búho«.

El cronotipo se hereda de los padres y se determina de forma genética. Según el Instituto Internacional de la Melatonina (IiMel) existen tres tipos de cronotipos:

«Cronotipo matutino: el pico de producción melatonina se adelanta a la medianoche. Le ocurre a una persona que necesita irse pronto a la cama y que las primeras horas del día son también las más activas. Generalmente necesitan dormir entre las 10 de la noche y las 6 de la mañana. Un 25% de la población es matutina, según el IiMEL».

«Cronotipo vespertino: el pico se produce aquí mucho más tarde, a las seis de la mañana. Es aquella persona que rinde mejor por la noche, pero necesita prolongar el descanso hasta bien entrada la mañana. Su horario de sueño acostumbra a ser entre las tres de la mañana y las 11. Los vespertinos son otro 25% de personas».

«Cronotipo intermedio: el 50% restante de la población tiene un cronotipo intermedio, esto quiere decir que la mayor liberación de melatonina se produce a las tres de la mañana y suelen dormir entre las 12 de la noche y ocho de la mañana».

Escrito por el personal de Sleepy kids  
Solicita una Consulta en Sleepy Kids