Depresión postparto

Depresión postparto

La mayoría de las madres primerizas sienten melancolía posparto después del nacimiento del bebé, que generalmente incluye cambios en el estado de ánimo, episodios de llanto, ansiedad y dificultad para dormir. La melancolía posparto generalmente empieza dentro de los primeros dos o tres días después del parto, y puede durar hasta dos semanas (Baby blues). Sin embargo, algunas madres primerizas padecen una forma de depresión más grave y de mayor duración, conocida como depresión posparto.

La depresión postparto existe y afecta a una de cada 5 madres recientes. Durante mucho tiempo, y aún hoy en día, en algunos ámbitos se considera que la depresión postparto es un invento de la sociedad moderna para mostrar empatía hacia las nuevas madres que están sobrepasadas con la maternidad. Esto dista mucho de la realidad y la depresión postparto se ha demostrado que es real y que tiene sintomatología física y emocional. Hay que distinguir entre los cambios hormonales resultado del embarazo y la depresión postparto. También es primordial realizar un trabajo preventivo y, en caso de ser diagnosticada, tratarla cuanto antes pues favorecerá una rápida recuperación.

Los estudios científicos demuestran que los meses justo antes del parto y los de justo después de dar a luz son los momentos en que las mujeres son más vulnerables a los cambios en el estado anímico. Estos cambios tienen causas emocionales, físicas y psicológicas y una de las principales causas es el desajuste o cambios hormonales que suceden después de dar a luz. Después del parto está demostrado que entre un 50% y un 80% de las madres sienten el Baby Blues (ver baby blues) que es completamente normal.
Después del embarazo y el parto, muchas mujeres experimentan una bajada emocional sumada a un enorme y abrumador sentido de responsabilidad por tener que cuidar a un recién nacido. Además, también las nuevas mamás afrontan cambios físicos innegables (cansancio, falta de sueño, recuperación del parto y desajustes hormonales). En el baby blues la madre se siente más triste, vulnerable, preocupada o estresada y además puede experimentar falta de concentración o atención. El baby blues suele presentarse la semana posterior de haber dado a luz y puede durar de 2 a 3 semanas pero suele desaparecer.

La depresión postparto y el babyblues son similares en algunos aspectos. Ambas incluyen cambios en el estado anímico, una sensación de preocupación, sentimientos de tristeza e irritabilidad. Pero la Depresión post parto requiere de más intervención. La mejor forma de diferenciarlo es por la duración de los síntomas. Si perduran a las 3 semanas sería necesario consultar con un especialista. También por la severidad de los síntomas en sí mismos (si estos síntomas son tan fuertes que te impiden vivir de un modo normal lo mejor es acudir a un especialista).
Es necesario buscar ayuda cuando el baby blues persiste pasadas 3 semanas o antes si…
– No eres capaz de vivir con normalidad
– Te sientes triste, enfadada o ansiosa la mayor parte del día
– No puedes gestionar los retos habituales del día a día
– Tienes pensamientos preocupantes

Escrito por el personal de Sleepy kids  
Solicita una Consulta en Sleepy Kids