El Colecho

el colecho

El colecho es la práctica de dormir con el bebé compartiendo la misma cama. Según James McKenna, catedrático en antropología en la Universidad de Notre Dame, en Indiana, EEUU y que también dirige el Laboratorio del Comportamiento del Sueño Maternoinfantil,

«el colecho hace referencia a las diferentes formas en que los bebés, situados generalmente al alcance de la mano, duermen en una cercanía emocional y física con sus padres. Ya sea para darse protección, calor, alimento o confort».

Para este autor «se considera que una familia colecha cuando sus miembros se abrazan, acurrucan y duermen lo bastante cerca como para detectarse y responderse entre sí».

El colecho es una práctica segura y milenaria siempre que se sigan las pautas de colecho seguro:

 

– El bebé debe dormir sobre una superficie limpia, firme y que no esté acolchada.  Lo ideal es colocar el colchon en el centro de la habitación sin la estructura de la cama.

– El entorno debe ser libre de humo, si alguno de los padres fuma, no se debería compartir cama.

– No compartir cama con el bebé si alguno de los padres ha consumido alcohol, sedantes, medicamentes o cualquier sustancia que cause una alteración de la consciencia o notable somnolencia.

– No compartir cama si existe algún espacio entre la cama y la pared donde el bebé podría quedar atrapado. – No compartir cama si la persona que duerme junto al bebé es considerablemente obesa.

– No compartir cama con también hermanos mayores que no entienden los riesgos del colecho. – No compartir cama con animales.

– No dejar al bebé en la cama del adulto solo y sin supervisión.

– No utilizar ropa de cama gruesa, sábanas porosas y preferiblemente de algodón. – No dejar que nada cubra la cabeza del bebé (almohadas, mantas, etc).

– No vestir al bebé con demasiada ropa, el contacto cercano incrementa su temperatura.

 

 

Escrito por el personal de Sleepy kids  
Solicita una Consulta en Sleepy Kids