Ansiedad por Separación

ansiedad por separacion

La ansiedad por separación es una etapa normal en el desarrollo de los bebés que se inicia sobre los 7-9 meses de edad y tiene varios picos en los meses posteriores. Es el temor o preocupación que experimenta el bebé al separarse o estar separado de sus figuras de apego principales.

Este concepto está relacionado con el sentido de permanencia de un objeto que comienza a desarrollarse entre los 4 y los 7 meses. Antes de esto el bebé pensaba que su figura de apego y él eran un solo objeto y que aquello que no está y no ve es que no existe. Pero a partir de los 7-9 meses comienzan a darse cuenta de que las cosas y las personas existen aunque ellos no las puedan ver. Así, cuando una persona desaparece de su campo de visión significa que se han ido y al no tener noción del tiempo no saben si volverá, por lo que pueden sentirse inquietos o empezar a llorar de forma desconsolada cuando nos ausentamos (aunque sea solo un momento o a la habitación de al lado).

La duración de la ansiedad por separación varía según el niño y su temperamento pero suele haber un pico importante entre los 7-9 meses y luego otro a los 14 y 18 meses. Entender que tu hijo se encuentra en mitad de esta etapa de ansiedad por separación te ayudará a entender por qué se muestra más irascible.

Para ayudar a tu peque en este periodo es importante:

  • Despedirse siempre y decir la verdad: Es tentador desaparecer mientras nuestro hijo/a está entretenido pero es importante despedirnos siempre y decirle que nos vamos y que volveremos. Si le dejamos con un cuidador le diremos que volveremos a buscarlo en unas horas, si estamos jugando con él y tenemos que salir de la habitación les explicamos que vamos a la cocina por ejemplo y les hablamos desde allí para que entiendan que aunque no nos ven, siempre volveremos.
  • Jugar por el día: juegos como esconderse detrás de una tela, esconderse en la misma habitación o el cucú-tras pueden ayudar a tu hijo/a en este momento.
  • Mantén la calma: puede ser estresante que a la mínima que tu bebé no te ve llore de forma desconsolada y para nosotros puede parecer una actitud exagerada, pero validemos sus emociones y si tienes que ausentarte durante unas horas, explícaselo, haz un ritual de despedida y mantén la calma. Acabará adaptándose y este periodo de ansiedad por separación pasará.
Escrito por el personal de Sleepy kids  
Solicita una Consulta en Sleepy Kids