Autorregulación

autorregulacion

La autorregulación es la capacidad que tenemos las personas de manejar las emociones y los sentimientos para que no interfieran en las relaciones diarias o en nuestra calidad de vida.

Esto podría ser la capacidad, por ejemplo, de no perder el control ante situaciones de frustración o rabia o ser capaz de calmarnos cuando sentimos emociones (normalmente negativas) fuertes que nos desbordan.

Los niños no nacen con la capacidad de regular sus emociones y es algo que irán aprendiendo con el tiempo; no se trata de reprimir las emociones y bloquearlas sino identificarlas, expresarlas y manejarlas y eso lo aprenden de los adultos.

Esta capacidad de autorregulación comienza a adquirirse entre los 3 y los 6 años pero está en constante cambio hasta los 21 años.

En relación al sueño, se puede entender que como los niños no tienen capacidad de autorregularse, si se despiertan y no pueden conciliar el sueño solos van a necesitar de nuestra ayuda para volver a dormir.

[1]Teaching Babies to Self-Regulate Themselves to SleepSi un niño no tiene un patrón de sueño y vigilia saludables podría causarle problemas con la autorregulación.

Hay algunos bebés que desarrollan actitudes autorreguladoras que les permiten volver a conciliar el sueño sin ayudas externas por nuestra parte. Este tipo de comportamientos serían, por ejemplo, acariciarse a ellos mismos, tocarse la cara, orejas… acariciar un peluche, son comportamientos que les permiten relajarse y volver a dormirse.

Del mismo modo, de la definición de autorregulación se puede desprender que un bebé y un niño que se frustra en la noche y llora, va a necesitar de nuestra ayuda para autorregularse y calmarse (no puede hacerlo solo porque aún no tiene la capacidad de regular sus emociones fuertes) y de ahí la importancia de siempre ser responsivos a sus necesidades físicas y emocionales y descartar métodos que fomenten dejarlos solos llorando porque no aprenden a autorregularse sino que aprenden a no llamar a sus cuidadores para no gastar energía.

Escrito por el personal de Sleepy kids  
Solicita una Consulta en Sleepy Kids