Cómo saber si un plan de sueño es respetuoso

Últimamente nos encontramos con familias que nos escriben frustradas porque han hecho un plan de sueño con otras personas y no les ha funcionado o lo han dejado a medias porque no estaban cómodos con la metodología.

Hoy en día, hay tanta información en Internet que es normal que a las familias les cueste decidir entre tantas propuestas.

Todas parecen lo mismo, pero los detalles marcan la diferencia y es importante saber en qué me tengo que fijar para saber si realmente lo que estoy eligiendo es lo que quiero.

Para ello, creemos relevante que aprendáis a distinguir qué diferencia un plan de sueño respetuoso y basado en el apego seguro de uno que no lo es.

 

Lo principal es entender que para que un plan sea respetuoso, debe basarse en respetar las necesidades del bebé y la familia.

 

Las necesidades del bebé son claras: contacto constante con su/s figura/s de apego, afectividad, alimentación, etc.

Las de la familia difieren según su modelo de crianza, pero generalmente tiene que ver con dónde quieren que duerma el bebé, cómo abordar el proceso, quién lo duerme y cómo quieren organizar su lactancia.

Para que se base en el apego seguro, esas necesidades deben satisfacerse de forma eficaz y rápida por su figura de apego, por lo que nunca deben limitar que lo cojas o el tiempo que puedes estar calmándolo. Atendiendo a cómo se aborden estas necesidades, podremos definir si estamos ante un plan de sueño respetuoso o no.

¿Qué debe ofrecer un plan de sueño respetuoso basado en el apego?

  • Profesionalidad e Individualización

Para poder respetar las necesidades de las que hablamos, primero debemos entenderlas. Para ello es importante que la persona que lo lleve a cabo esté formada profesionalmente en bebés y familias de forma específica, mas allá de la especialización en sueño. Esto le permitirá abordar el caso de una manera holística y profunda que permita individualizar y reajustar el plan de sueño cuando sea necesario.

  • Lactancia

Los bebés pueden necesitar tomas nocturnas hasta los 18m. Si no hay un deseo expreso de la familia de terminar con las tomas antes de esa edad, no se debe sugerir terminar con las tomas antes de esa edad. Puedes seguir amamantando/dando bibes y descansar.

  • Quién lo duerme

La familia es la que mejor sabe con quién se dormirá mejor el bebé y quién podrá sobrellevar mejor los cambios. El profesional te puede dar información sobre las opciones, pero tú puedes decidir quién lleva a cabo el proceso.

  • Métodos

No hay un método que funcione para todos igual, porque no todos los niños son iguales. Un plan de sueño basado en el respeto y el apego no se basa en métodos si no que se adapta a cada peque y a cada familia y sus objetivos.

  • Evolución

Un plan de sueño respetuoso debe ser flexible y adaptarse a las situaciones que van surgiendo. Debe evolucionar conforme lo hace el bebé. Si notas que la respuesta del profesional es siempre la misma y no se adapta no es respetuoso.

Escrito por el personal de Sleepy kids
Cuentanos tu caso para que podamos recomendarte un servicio