Cómo saber si mi bebé tiene hambre

El hambre puede perturbar el sueño del bebé

El hambre es un factor que puede perturbar el sueño de nuestro bebé, afectar su calidad e incluso provocar su despertar, es por ello que te interesará nuestro tema de hoy, cómo saber si mi bebé tiene hambre. En este artículo te damos todas las claves.

Mamá, papáaa… ¡tengo hambre!! Qué fácil sería que pudieran hablar para avisarnos ¿verdad? Ya sabemos que esto no es así, pero bueno, todas tranquilas, porque, por suerte para nosotras, nuestros peques han nacido con un máster en supervivencia bajo el brazo, por lo que saben perfectamente cómo hacernos saber que empiezan a tener hambre. Si los observamos con detenimiento sabremos cuándo necesitará otra toma.

Te descubrimos las señales más recurrentes de nuestros bebés para decirnos que tienen hambre. Toma buena nota.

Señales para saber si mi bebé tiene hambre

-Abre y cierra los ojos y también la boca

-Saca la lengua y mueve la cabeza hacia los lados

-Si está en brazos se gira para llegar a alcanzar el pecho

-Se chupa los labios y hace chasquidos

-Se chupa las manos o se pone el puño en la boca

-Se lleva las manos a la carita

-Hace movimientos y sonidos de succión

-Flexiona las manos, brazos o sus piernas

-Respira rápidamente con un poco de ansia

¿Qué hacer cuando el bebé llora por hambre?

Debéis saber que si no se les alimenta tras estas señales, poco a poco veréis cómo empiezan a inquietarse, moverse más, a «buscar» con nerviosismo hasta que “oh no!” terminan llorando. Si llegamos a esta situación, vamos tarde, pero… NO OS PREOCUPÉIS aún se puede salvar!

Si vuestro bebé ya está llorando por hambre, tenéis que calmarlo antes de darle de comer, de esta forma nos aseguramos de que se relaje, ya que, si está agitado durante la toma, tragará mucho aire y puede tener algunos problemas de gases.
Es decir, que para asegurar una buena toma, mejor que el peque esté relajado.

 

¿Ya habéis detectado los señales de hambre de vuestros peques? Nos encantaría que nos contarais vuestra experiencia.

Escrito por el personal de Sleepy kids  
Cuentanos tu caso para que podamos recomendarte un servicio